Zona de aprendizaje

ATENCIÓN DIGITAL A TUS CLIENTES

CONSEJOS PARA OFRECER UNA BUENA ATENCIÓN DIGITAL A TUS CLIENTES

Es el momento de hablar no solo de clientes convencionales, sino que también están llegando clientes digitales, y el servicio al cliente digital definitivamente ha llegado para quedarse.

Debido al impacto de la tecnología, el mundo de hoy se enfrenta a más cambios, incertidumbres y sorpresas que nunca, si bien antes debíamos tratar los negocios de forma convencional, ofreciendo un trato personal, el avance tecnológico ha traído consigo la nueva era de los negocios, la digitalización de los clientes.

En este proceso de cambio, donde es necesario romper paradigmas y adoptar nuevas técnicas, el cliente, más que nunca, se posiciona como motor en el centro de la cadena de valor de las empresas. El poder del cliente digital se basa en las características del Internet social: conversar, compartir y colaborar. El modelo clásico de AIDA (Atención, Interés, Deseo, Acción) ha desaparecido, o, mejor dicho, su aplicación se ha transformado para ser implementado en las nuevas tecnologías.

Por otro lado, el consumidor millennial mira y compra de forma diferente al de otras generaciones, es más práctico, la simplificación y lo visual son la clave y es lo que espera un consumidor millennial en todas sus transacciones, bien sea ofreciendo o contratando un servicio.

Hemos señalado una serie de características del cliente digital, a continuación, vamos a destacar diez cualidades que tiene este tipo de usuario para así poder abordar la atención al cliente digital con éxito.

  1. Siempre está conectado. Vive en el aquí y en el ahora.
  2. No es consciente de la publicidad, busca la autenticidad y la confiabilidad de personas con las que intenta sentirse identificado. De ahí el éxito de fenómenos como los denominados Youtubers o blogger, entre otros.
  3. El valor de la inmediatez como un factor determinante a la hora de tomar sus decisiones de compra. Si lo ha pagado lo quiere aquí y ahora.
  4. No se conforma con la venta tradicional, la experiencia de compra debe ser completa, incluyendo una atención total.
  5. Ya no son sujetos pasivos, también es activo. Compra, opina y comparte sus opiniones libremente sobre sus experiencias de usuario. Las redes les dan el poder de influir sobre conocidos y desconocidos.
  6. La importancia recae sobre el servicio, no sobre el objeto de compra.
  7. Es prescriptor. Si algo ha gustado al cliente digital lo hace saber y lo comparte con su entorno. También pasa en el caso contrario, cuando no queda satisfecho lo comunica.
  8. Adapta y crea productos. El cliente demanda un producto personalizado adaptado a sus necesidades, busca sentirse único.
  9. Busca su propia experiencia de cliente, entendida como la suma de impresiones y sensaciones que el cliente adquiere en sus interacciones tanto físicas como virtuales, en todos los puntos de contacto durante el ciclo de vida, la relación con los empleados de la compañía y la relación con la marca.
  10. Está inmerso en la economía del compartir y el colaborar.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *